Siguiendo los pasos de Secundino y de mi bisabuelo.La migración Canaria actual por la miseria laboral, política y social en las islas.*

★★★★★★★

Por José Valerón Glez. Área de migraciones Caribe – Las Américas de canariasdecolonial


Canarias se ignora e ignora que se ignora”.

Juan Manuel Trujillo, 1934.

Introducción

Como toda Canarias sin excepción tengo familia cercana o lejana que ha emigrado. Y no es por no hablarles a mi hija y mis dos hijos universitarios en incontables ocasiones que busquen salida profesional fuera, donde se les valore profesional y económicamente, que no hayan emigrado todavía, el tiempo dirá. Los emigrados recientes han sido dos sobrinos, uno a Alemania, el otro a Mallorca primero, luego a Barcelona donde hizo familia. 

Pero los antecedentes familiares de pasos migrantes, al menos conocidos, hay que buscarlos justo hace cien años, en la década de 1920-1930, pero de seguro hay antecedentes en la familia anteriores a éste en décadas y siglos anteriores. En ese tiempo que seguía a la terminación de la primera guerra mundial, de la gripe española, del bloqueo y aislamiento de las islas, de hambre y miseria, algo que no era nuevo para los isleños, mujeres y hombres que emigraron desde siglos atrás a las Américas, a las Antillas, al Caribe, lo harían en sucesivas generaciones. En esa misma década emigró a la Gran Antilla, a Cuba, mi bisabuelo, el padre de mi abuela materna. Siete años de trabajo, de vivencias y de seguro, segunda familia creada allí, y que los nietos y bisnietos situamos entre Ciego, Morón y Camagüey, en la parte central de Cuba. La querencia por aquella isla-país, por la nueva familia que hizo allí, le hizo negarse a regresar a Gran Canaria hasta el punto que su cuñado, que estuvo con mi bisabuelo esos años en Cuba, ya retornado a Gran Canaria, hubo de regresar a buscarlo. De manera que en aquella historia de trabajo y dolor hubieron dos Mujeres de Sal, la que lloraba el marido perdido pero que regresó al fin, y la mujer cubana que teniendo marido lo perdió y nunca supo de él. Historia dura de imaginar, dura de vivir y duro de recordar en estas líneas de nostalgia. Historia demasiadas veces repetida en otras familias de migrantes canarios.

Pues bien, ahora me toca a mi emigrar,  de Cuba y de la mujer de sal que allí quedó, podría quedar resarcido con el reencuentro entre Raiza y el que escribe, nuestro compromiso de amor y de pasar una buena vida, la que se nos ha negado en nuestros respectivos países.


» Cuando salí de Cuba dejé mi vida, dejé mi amor. Cuando salí de Cuba, dejé enterrado mi corazon….».

Luis Aguilé, cantante argentino

Antecedentes 

La situación sociolaboral de Canarias, que no la macroeconómica, es insostenible. La apariencia de desarrollo, lejos de toda realidad, es el producto de una economía dependiente en exclusividad del turismo, salvo por lo que queda de la exportación del plátano, tomates y otras frutas marginales. Un turismo enriquece a toda Europa, el estado español primero con los impuestos y al resto de multinacionales europeas que controlan el mercado turístico, dejando para los trabajadores isleños las migajas de un gran negocio, con más cincuenta años de existencia. Un negocio turístico con multimillonarios beneficios para muy pocos y consecuencias nefastas para toda la población canaria en una esclavitud salarial y social ignorada a diferencia de esos europeos que nos visitan y se quedan a trabajar en los mejores puestos. Por lo demás, es una suerte vivir aquí, o eso dicen los que piensan que vivimos bien por el simple hecho de tener buen clima, ignorantes ellos, o conformistas por acaparar la totalidad del pastel económico.

Esta situación de pobreza económica, social y moral hace que muchas canarias y canarios, jóvenes y mayores, universitarios y de distintas profesiones busque una alternativa fuera del archipiélago, como otras tantas generaciones así lo hicieron en años y siglos anteriores. La falta de una lucha social y sindical, de una identidad de pueblo esclavizado y sometido a los caprichos e intereses económicos de Europa, no digamos siquiera de identidad nacional, no hacen posible un verdadero cambio económico autodeterminado, centrado en las necesidades de la clase trabajadora. Ni siquiera hay identidad de clase. La manipulación mediática y sistemática, la colonización mental y psicológica es tan grande que se ignora hasta lo más esencial. El individualismo neoliberal ha impregnado cada celula del colonizado, hasta ignorar que lo es y aplaudir lo buen español que cree ser, y mejor europeo….., eso sí con salarios y trabajos de miseria, salarios africanos, salarios que corresponden a una colonia, lo que somos, lo que seremos, si no partimos de esa realidad cultural y económica incuestionable.

Continuará.

* Introducción del artículo que en breve se publicará íntegramente.


Artículos relacionados

Exportando paraísos. La colonización turística del planeta. Joan Buades

Canarias como ejemplo de la miseria creada por el turismo y la pobreza no deja de crecer.

La emigración Canaria-Americana desde una Perspectiva de Género. Desde 1936 hasta los años sesenta del siglo XX

La perversión del «turismo rural» y sus consecuencias, tan despreciables como corregibles

La mentalidad colonial. El ejemplo de Canarias. Interpretando a Frantz Fanon

CANARIOS: ESCLAVITUD BLANCA O ASALARIADOS EN CUBA

Liberación psicológica en las naciones aún colonizadas:El caso de las Islas Canarias. José Tomás Bethencourt Benítez, Universidad de La LagunaElcanario.net

La mentalidad del colonizado del siglo XXI. Arturo Caballero, Tamaimos

Decolonialidad no es postcolonialismo. Ojalá, revista de la diáspora latina

Libros

ECONOMÍA Y EMIGRACIÓN CANARIA

DESARROLLO Y SUBDESARROLLO
EN LA ECONOMÍA CANARIA. Óscar Vergara Perdomo, Antonio González Viéitez. 1995. (Obra muy pobre en cuanto a economía turística. A pesar de datar de 1995, apenas trata algunos aspectos hasta 1969, nota de canariasdecolonial.com).

                                         

                                             

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: